Relatos eroticos de prostitutas entrevistas a prostitutas

relatos eroticos de prostitutas entrevistas a prostitutas

Residente en Barcelona desde hace una década, mantiene una web personal y publica regularmente textos divulgativos para acabar con los estigmas que rodean a la prostitución. Natalia recibe en pisos, va a hoteles y habla con naturalidad de la profesión que ha elegido, de su pensamiento feminista y de la necesidad de diferenciar entre prostitución y trata.

Para mí es algo muy natural. Me doy cuenta de que puede tener una connotación negativa, pero yo lo vivo en primera persona y no estoy de acuerdo. No creo que debamos adaptarnos a las ideas de la sociedad porque sí, deberíamos cambiar las cosas que no nos parezcan justas o correctas. Natalia Ferrari es tu nombre real. Creo que hay que quitar todo el secretismo y toda la vergüenza que la gente añade a la prostitución.

No reconozco que forme parte de mi realidad y no me da la gana de que otro me la añada. Depende de a quién preguntes, te van a recomendar que no des la cara, y el nombre menos. Te dicen que te va a condicionar en tu futuro, pero yo creo que puedo crear mis propias oportunidades a pesar de que otras personas me vayan a cerrar puertas.

Te defines como feminista. Ya sabes que hay un sector grande del feminismo que considera que la prostitución es incompatible con la igualdad. Es que es así. Hay muchas mujeres que luchan contra la trata y la explotación que suelen decir que todas las putas son víctimas, que ninguna lo hace libremente, o que se autoengañan porque no tienen otra opción. Eso es negar una realidad que existe.

Empatizo con las preocupaciones que tiene ese sector del feminismo, yo tampoco quiero una sociedad donde haya relaciones desigualitarias, pero no puedes condenar la profesión en sí misma. No, no lo creo. Es ese sector el que se ha encargado de decir que las putas somos todas víctimas, que estamos explotadas y blablabla.

Por eso la gente tiene una imagen de la prostitución como sufrimiento, como mujeres que no valen para otra cosa. Yo valgo para lo que a mí me dé la gana. La prostitución y la trata son cosas diferentes: Le diría a la gente que vaya a putas independientes.

Lo malo de esos foros es que se genera la sensación de que si no muestras una actitud sumisa y complaciente, vas a tener menos clientes.

Me pasó con el tema de los servicios sexuales. Veía que muchas hacían sexo anal y felaciones sin condón. Pensé, "si no hago esto no voy a trabajar". El problema es que la gente que empieza a prostituirse no hace un estudio previo, ya que suelen partir de una situación de necesidad importante y lo hacen de forma precipitada.

Y que las asociaciones no son interlocutores sociales relevantes porque no son representativas de la realidad de la prostitución. Volvemos a lo de antes, "hay miles de víctimas" Que la trata existe y que hay miles de víctimas por toda España es una realidad evidente. Pero es que la trata y la prostitución son dos cosas distintas.

Tienes que dejar que esas asociaciones eduquen a los clientes, eduquen a las putas Siempre tuve un interés a salirme de la norma, la idea de la mujer fuerte y con libertad sexual.

Es algo que siempre tuve en mí, empecé a masturbarme desde que era muy joven y siempre lo vi como algo natural, nunca como algo malo. Cuando empecé a considerar la prostitución como una posibilidad, descubrí que una amiga mía se estaba prostituyendo desde hacía un año.

A los 16 años empecé a trabajar en McDonald's y duré tres días. Estuve tres años de vigilante en un museo, dando vueltas en una sala. En general no se considera un trabajo digno, no es un trabajo que la gente quiera para sus hijas.

Nadie lo pone al mismo nivel que Yo quiero que mis hijas, o cualquier persona a la que tenga aprecio, hagan lo que quieran con su vida y hagan las cosas que les llenen y les hagan sentir bien. Es importante reconocer que hay un sector de personas que se sienten a gusto con este trabajo. Podemos decir que es un trabajo como otro cualquiera, pero las cifras de agresiones a prostitutas son terroríficas.

Seguramente ese hombre tenga relaciones similares con otras mujeres en su vida. Las putas que conozco han sido agredidas por parejas o exparejas, pero solo en casos excepcionales por un cliente. Es habitual escuchar que si una chica se mete a puta es porque viene de entornos difíciles, de familias desestructuradas Vine a España desde Argentina cuando tenía 11 años.

En mi caso personal, nunca he tenido vínculo afectivo con mi familia. A los 18, en cuanto legalmente pude, pero a los 14 ya quería hacerlo.

El tema es que cuando dices estas cosas refuerzas los mitos de la gente: A los 16 años empecé a trabajar en el McDonald's y duré tres días. Luego estuve también de teleoperadora y tampoco duré mucho, era insoportable. A los 17 empecé a trabajar en un museo Eso lo hice durante unos tres años. Primero por la autonomía: La prostitución de lujo muestra una cara de la moneda amable de la prostitución: Es la historia de una chica muy sola Si la ejerce con libertad no tenemos porque quemarla en la plaza, o eso hacia la Inquisición, cada uno con su coño hace lo que quiere.

Eso significaría control y normas. Negar el derecho a ejercer la prostitución es ponerse una venda en los ojos.

Ninguna prostituta que "parezca" prostituta es prostituta de lujo, por que nadie contrata una prostituta de lujo que parezca prostituta, por ello han de ser chicas cultivadas, con cultura media e incluso con conocimientos de alguna profesión, como administrativo o idiomas Lo que hay que evitar al hablar de estas cosas es quedarnos con esta cara de la prostitución, que si bien es amable también es minoritaria y extremadamente puntual de una realidad muy cruda, como dice 2.

Si todo fuera legal y transparente se le acabó el chollo. Así que este alegato final me parecen sólo palabras bonitas. Pues el texto que citas no me parece ni chocante ni incongruente.

Su negocio se basa en la discreción, vale, hasta ahí de acuerdo, pero si la prostitución se legalizara no se rompe esa discreción. Ni que la legalización supusiera que llevaran 'puta' tatuado en la frente Si te quieres enterar de si alguien va con una prostituta a una reunión lo vas a hacer esté regulado o no. Y si no, pues no. Que es, precisamente, la que mejoraría con la regulación que no legalización, legal ya es, ninguna ley impide ejercerla.

Ilegal es el proxenitismo y nadie pretende hacerlo legal. Lo que mas me gusta de ella es que es una amante de King Crimson Me acabo de enamorar de ella Te lo digo porque no creo que haya un error de interpretación de tu comentario 7 o al menos yo he entendido lo mismo que acabas de poner en Porque eso de hablar dos idiomas es un mínimo muy mínimo.

No veo que eso de hablar dos idiomas tenga algo de especial, mucha gente lo hace. No sé qué tenéis en contra de la prostitución cuando ésta se ejerce de forma voluntaria Porque igual no era verdad que la chica se prostituyera.

No se deja ni un solo cliché. Simplemente planteo mi duda. Yo con estos temas no lo tengo nada claro. Antes pensaba que la legalización era la solución, porque me parece muy correcto que una persona si quiere se dedique a ello libremente, y debe estar protegida para ello. Sin embargo no estoy muy segura de que la legalización sea la solución, no creo que la explotación fuera a desaparecer.

Empezando porque, de las chicas del Santa Fe, apenas una conocía de la existencia del proyecto de ley radicado el viernes pasado. También me recordaron que, a diferencia de la imagen general que suele estructurar estos proyectos de ley, las formas como se ejerce el trabajo sexual son diversas: Estas son las cinco grandes preocupaciones de este grupo de mujeres frente a la posibilidad de que multen a sus clientes y los efectos colaterales que podría conllevar el proyecto de ley:.

Como dice Josefa, que lleva dos años trabajando como prostituta: Nos joden es a nosotras. Esa preocupación, compartida por casi todas, empieza con la incertidumbre sobre qué otras alternativas laborales reales habría para las mujeres que dependen del comercio sexual para sobrevivir.

Laura, de Furia Diversa y Callejera, lo condensa con contundencia: El proyecto de la representante Rojas parte de otra premisa: Pero, la pregunta queda abierta: Y esa es la sensación general de todas: De hecho, dos dijeron que les preocupaba que por esa multa el negocio terminara volviéndose clandestino y con cada vez menos regulaciones. Laura lo resume así: Nadie piensa en la demanda real de sexo. Esta es la gran preocupación de todas: Cómo le van a comprobar a usted, con evidencias, que a usted se la estaban comiendo.

relatos eroticos de prostitutas entrevistas a prostitutas Hemos leído que eres muy selectiva en cuanto a clientes se refiere. En Titania Compañía Editorial, S. Desde el anonimato es normal que digan barbaridades. Negar el derecho a ejercer la prostitución es ponerse una venda en los ojos. Silvana afirmó algo parecido: No sabía qué hacer, me estaba lastimando mucho y fue cuando en una calle de tierra me aventé del carro y me golpeé las piernas y la cabeza.

Aun después de muerta te siguen explotando. Lo primero que hace es romper tu identidad y convertirte en un objeto de uso y abuso. Empezando por tu cuerpo. Un cuerpo es un todo, pero sin embargo una puta sólo tiene boca, vagina y ano. Una puta no tiene clientes, porque no es un banco ni una tienda. Los que van de putas son "prostituidores". Nuestros maridos, nuestros hermanos, nuestros jueces, nuestros políticos, nuestros sacerdotes… Todo tipo de hombres.

Cuando eres puta, tu cuerpo no te pertenece, ni siquiera después de muerta". Sí, tengo un hijo de 21 años que nació años después de que dejara la prostitución. Cuando era puta lo que tuve fue cinco abortos. Pero trabajo para que esa rabia sea combustible para seguir peleando y pensando en la sociedad. Esa rabia hace que yo no sea una mujer conformista.

Y por eso lucho con todas mis fuerzas contra esa violencia que es la prostitución. Hay que educar a los niños contra la prostitución en los colegios, en primaria y en secundaria, en las universidades… Sólo así conseguiremos que los niños no se conviertan el día de mañana en prostituidores y que a las niñas no las conviertan en putas.

En primer lugar nuestros gobernantes. Una puta es el resultado de las políticas de quienes nos gobiernan. Si se cumpliera con el derecho a una vivienda, a la salud o a un trabajo, no habría prostitución.

Mi fantasía es tener sexo con dos hombres guapos al mismo tiempo. Hasta cuatro clientes a la vez han querido llevarme al cuarto, pero me da miedo, son muchos pitos. Odio a los hombres que huelen feo, a algunos hasta los he tenido que meter a bañar. Recuerdo que el primero con el que me acosté estaba de buen ver, pero el segundo estaba viejito, 60 años; me dio asco. También los gordos me dan asco porque tienen el pito chiquito.

En este tipo de trabajos hay clientes que les gustan cosas muy raras, como que les preste mi ropa interior: En otra ocasión me tocó un cliente que se desnudó y se puso boca abajo para que le echara cerveza en las nalgas. Pero si me pagan tengo que hacerlo y lo hice. También en una ocasión un cliente de 70 años se puso a gatas y me pidió que con una mano lo cacheteara mientras que con la otra le metía los dedos en el ano.

Lo que sí no soporto es que me besen los senos o la boca; algunas compañeras se dejan besar, pero yo no. A veces me piden el ano, pero ese nadie me lo toca. Lo sí me gusta es que me besen el cuello y las orejas, siento rico. Hace seis meses subí a bailar por primera vez al escenario. Baile la canción Rompe la cintura de Alexis y Fido. Estaba borracha y no me dio vergüenza, hasta me caí del tubo y no me importó. Al día siguiente no estaba borracha y el patrón me dijo: Sí lo hice, pero me puse muy nerviosa, la mirada de los clientes me hace sentir muy incómoda.

Hasta la fecha bailo poquito porque me da vergüenza. No declara sus ingresos, no tiene contrato legal de trabajo si es que eso se considera trabajar No tengo a mano el dato concreto, pero desde luego es un argumento interesante.

En lo que si estoy de acuerdo contigo es que los ingresos de todas estas personas se tendrían que declarar, pero como ocurren en otros trabajos en la sombra. Si es puta en el sentido puta puta de la palabra que no cobre. Porque en este caso lo hace por vicio, si me mola me lo tiro y que me pague un pastizal. Luego pasa lo que pasa que los que lo hacen con putas de 50 euros que sí necesitan el dinero, porque quizas no hayan encontrado otra salida, las tratan como la mierda.

No me parece que esta chica sea una persona muy sola como se ha dicho arriba, ni que haga nada malo, ni que su actividad sea una "falsura" como se ha escrito antes. Esta persona hace un trabajo libremente y se califica exactamente como es, prostitucion de lujo. Me parece perfecto lo que hace, le da el afecto que le falta a mucha gente y la posibilidad de estar con una tia cañon, y todos los que critican esto como "inmoral" y no se que chorradas mas, habria que verles.

Tambien estan regulados muchos otros trabajos, y aun así sabemos que hay mucha gente trabajando en negro, sin seguridad social, medidas minimas de seguridad, etc Con cuatro días en un mes unos euros. Nadie le obliga a ella ni a sus clientes a hacer nada que no quieran. Si se puede y no lo hace, entonces comprendería que os molestara. Si no se puede, entonces habría que molestarse con l s personas que no lo permiten. Dejadla que haga con su vida lo que quiera, ella es feliz y encima hace a otras personas felices.

No sabía que en meneame hubiera tanto tradicionalista conservador. Pero vamos, que tu comentario no ha sido de los que me han hecho pensar lo que he dicho en 64 , no se que parte deél te ha hecho darte por aludido. Pero me gustaria hacer una reflexion tras leer el comentario 2 Supongo que habra prostitutas y prostitutas de lujo o de calle pero siguen siendo eso, prostitutas. Y el yonki de la calle tb puede ser 61 muy muy interesante. Claro que las prostitutas son prostitutas y los drogadictos son drogadictos.

No acabo de entender a donde quieres llegar. Sobretodo me desconcierta que mezcles un trabajo con una enfermedad. Kytt, yo no digo que sea inmoral lo que hace, ni la juzgo. Pues a mí no me daría ninguna vergüenza que esta señorita fuera mi hija. Una prostituta es una prostituta Un drogadicto es un enfermo, cuya inmoralidad sólo se puede inferir a partir de lo que esa enfermedad le impulse a hacer: Yo regularía la prostitución y legalizaría el proxenetismo.

Es la mejor forma de acabar con las mafias y la discriminación social, aparte de conseguir los mismos derechos y deberes que otros trabajadores:

0 Replies to “Relatos eroticos de prostitutas entrevistas a prostitutas”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *